This site is currently under maintenance.
Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

This site is currently under maintenance.

Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

  • research
  • Points de vente

Skin life blog

CAPILAR

Mandamientos anticaspa

Avec

Michel Le MaitreDermoconsejero de Vichy

Delphine CourteillePeluquero

Estamos imaginando la cara que pones cuando ves por primera vez caspa en tu pelo o en tus hombros. Por eso, queremos ayudarte. Primero, tranquilizándote: es un problema más común de lo que crees, que afecta a un tercio de la población; y después, explicándote unos sencillos mandamientos. ¡Que no cunda el pánico!

1) Amarás al cepillo por encima de todas las cosas.

Cuando te laves el pelo, utiliza tras enjabonarlo un cepillo (que no se estropee con el agua) para peinar con delicadeza las raíces pero sin agredir tu cuero cabelludo. Esto ayudará a que el tratamiento anticaspa se distribuya de forma equitativa y además purificará tus raíces y tu cuero cabelludo, que al cabo de unas semanas siguiendo este ritual, se descamará menos y estará más sano y limpio.

2) No te sentirás culpable en vano.

El hecho de tener caspa no es sinónimo de una mala higiene. Ya sea grasa o seca, la caspa es el resultado de la alteración de las glándulas sebáceas, que segregan demasiado sebo y hacen que aumente la presencia de levadura natural en la superficie del cuero cabelludo. Cuando ésta es excesiva, se vuelve irritante y debilita la barrera cutánea. ¿El resultado? El cuero cabelludo se vuelve sensible, se descama notablemente y aparece la caspa.

3) Santificarás al frío.

Para lavar el cabello, usa agua fría, y para secarlo, aire frío, porque el frío alivia y calma la sensación de inflamación, mientras que el calor activa las glándulas sebáceas.

4) Te soltarás la melena.

Olvida de los accesorios por un tiempo, ya que los pañuelos, sombreros o diademas aportan calor al cuero cabelludo, haciendo que este transpire y provocando una sobreexcitación de las glándulas sebáceas. Además, evita tocarte el pelo, elige un champú anticaspa sin sulfato y no abuses de los productos de styling.

5) No consentirás la limpieza agresiva.

Los champús inadecuados o demasiado agresivos vuelven más sensible nuestro cuero cabelludo y favorecen su inflamación. Debes elegir un champú anticaspa con PH neutro para restablecer el equilibrio ácido-base de la zona. Además, hay avances interesantes en cuanto a formulación:  los productos sin sulfatos respetan la fibra y el cuero cabelludo sensible, y los nuevos activos (disulfuro de selenio, piroctina olamina, ácido salicílico, ceramidas, zinc, selenio o vitamina PP) son muy eficaces para eliminar la caspa.

6) No experimentarás.

Si decides elaborar tu propio champú con aceites esenciales, estás aumentando las posibilidades de que tu situación empeore. A menudo, los aceites esenciales provocan alergias y agreden los cueros cabelludos más sensibles. Nuestro consejo: confía en fórmulas calmantes de venta en farmacia.

Soluciones Vichy